Carne a la brasa en Santiago de Compsotela

Ven a degustar nuestra carne a la brasa en Santiago de Compostela

Chuletón a la brasa en Santiago de Compostela

Somos la mejor alternativa si quieres disfrutar de una buena parrillada

Curtiña somos, especialmente, un restaurante de carne a la brasa en Santiago de Compostela. Nos diferenciamos de nuestra competencia por la cantidad de cortes de carne que ofrecemos a nuestros comensales y por la variedad de tipos: Black Angus, vaca, vaca vieja, ternera...

Nuestro equipo trabaja a diario para ofrecer a los comensales carne de primera calidad, fresca y con mucho sabor. Es por ello que incluso contamos con una cámara que nos ayuda a madurar las carnes en nuestro asador para servirla en el momento idóneo y en aquel en el que la carne se encuentra en las mejores condiciones para su cocinado.

Entre nuestras especialidades podemos destacar, por ejemplo, el chuletón a la brasa o el secreto de Black Angus, dos carnes que destacan por su gran sabor. En nuestra carta encontrarás desde platos basados en la cocina gallega tradicional en la que prima el sabor único de la carne y también elaboraciones más modernas como el tataki de vaca madurado o el carpaccio de vaca, recetas con las que los comensales se sorprenderán.

Si buscas dónde comer carne a la brasa o carne a la parrilla en Santiago, ¡es el momento de reservar una mesa en Curtiña!

Reservar mesa

Especialistas en la elaboración de chuletón a la brasa en Santiago

Chuletón a la brasa en Santiago de Compostela

Chuletón de vaca

¡Somos el restaurante idóneo para probar el chuletón a la brasa en Santiago de Compostela! También denominado como lomo alto de vaca, es uno de los cortes estrella de Curtiña gracias a la maduración en cámara durante 45 días, que nos permite servir carne tierna y llena de sabor.

Al preparar el chuletón a la parrilla, lo que conseguimos es que presente una corteza crujiente que es la combinación perfecta para un interior totalmente tierno y de color rosado. Contamos con cocineros con una larga trayectoria cocinando carne a la parrilla, por lo que podemos garantizar que tu carne llegará en el punto exacto a la mesa.

Chuletón a la brasa en Santiago de Compostela

Chuletón de vaca vieja

Para paladares más exigentes o comensales que tengan ganas de probar otro tipo de carne, en la carta de Curtiña también encontrarán el chuletón de vaca vieja. A diferencia de la carne de vaca, ésta presenta un sabor mucho más intenso y una textura más robusta.

Desde nuestra parrillada en Santiago recomendamos este corte de carne a aquellas personas que les guste la carne con sabor más complejo y penetrante. ¿Buscas una experiencia culinaria diferente y que te impresione? Reserva una mesa y prueba un exquisito chuletón de vaca vieja a la brasa.

Carne a la parrilla en Santiago de Compostela

¿Por qué comer carne a la parrilla?

Restaurante asador en Santiago de Compostela

Sabor y aroma

Las carnes a la parrilla o a la brasa siempre presentan un sabor mucho más intenso. Esto es así porque este cocinado a fuego lento permite que se potencien los sabores de la carne y se encierren los jugos en el interior de la pieza. Además, el humo de la leña impregna a la carne a la parrilla de aromas que no se pueden conseguir de otro modo.

Restaurante asador en Santiago de Compostela

Textura única

La carne a la brasa se cocina a fuego alto y constante, lo que permite crear una corteza crujiente y dorada en la pieza. La combinación del crujiente con la ternura del interior de la carne ofrece una explosión de sabor en la boca de los comensales. Si te gusta la carne jugosa y con sabor... ¡Tienes que pedirla a la parrilla!

Restaurante asador en Santiago de Compostela

Versatilidad

A diferencia de otros modos de preparación, la parrilla o la brasa es muy versátil. En nuestro restaurante de carne a la brasa en Santiago ofertamos variedad de tipos y cortes, lo que asegura que cada una de las personas que nos visitan encontrarán el plato perfecto para ellos. ¡Descubre la variada carta de Curtiña!

Nuestro restaurante de carne a la brasa en Santiago te asegura la máxima calidad

En Curtiña estamos comprometidos con la calidad. Esto significa que todas las carnes a la parrilla que preparamos son gallegas y seleccionadas de manera minuciosa para garantizar su frescura y su sabor. Sabemos que la clave para que nuestros platos presenten un gusto excelente es contar con las mejores materias primas. Es por ello que el resto de ingredientes que acompañan a nuestras carnes son de proximidad y temporada.

Trabajamos para que cada persona que visite nuestro restaurante de carne a la brasa en Santiago disfruten de una experiencia culinaria inmejorable.

¿Quieres darte un homenaje? ¿Te gustaría sorprender a tus invitados? Reserva una mesa y degusta, por ejemplo, nuestro exquisito chuletón a la brasa.

Reservar mesa

Parrillada en santiago de Compostela

Conoce el proceso de elaboración de la carne a la brasa

El primer paso para elaborar una buena carne a la brasa es seleccionar la pieza perfecta para este cocinado. En Curtiña trabajamos con cortes de carne frescos y llegados de las ganaderías más cercanas. Sazonamos las piezas con mimo para lograr realzar los sabores naturales de la carne y las cocinamos con atención y pericia para conseguir el punto exacto (siempre a gusto del cliente).

Nuestros cocineros retiran la carne del fuego con cuidado para conseguir que todos los jugos de la carne lleguen al comensal. ¡Ha llegado el momento de probarla! Te servimos el plato a tu gusto para que puedas disfrutar de su excepcional sabor.

¡Opta por Curtiña para degustar una parrillada en Santiago de Compostela!

Disfruta del sabor de la carne a la brasa en Santiago reservando una mesa en nuestro restaurante. Descubre nuestra espectacular carta en la que destacan la variedad y la calidad de nuestras carnes a la parrilla. Reserva una mesa, ¡te esperamos!

Contactar

Financiado por la Unión Europea - NextGenerationEU. Sin embargo, los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o la Comisión Europea. Ni la Unión Europea ni la Comisión Europea pueden ser consideradas responsables de las mismas.